¡Acapulco en la azotea!

Siempre se me ha antojado cuando oigo a los españoles hablar del “veraneo”, da la impresión de que la ciudad se para durante un tiempo y la gente tiene la cultura de salir de la ciudad al campo o a la playa o algún lugar de por ahí; al menos  es lo que me ha tocado escuchar… ¡o lo que me he imaginado de lo que me ha tocado escuchar!

Julio suena a calor, a vacaciones, a parar por un rato… y tiene su lógica, pues estamos comenzando la segunda mitad del año. Pienso que el organismo reclama un slow down, un ir mas despacio, un poco de descanso para tomar aire y caminar con energia durante los meses que nos quedan del 2014.

Si puedes tomarte unas vacaciones en estos días, ¡dichosa tú! ¡tómatelos! Aunque no salgas a ninguna parte, ¡Sí! aunque no salgas a ninguna parte… cambiar de actividad, de ritmo, descansa muchisimo. Y si no tienes vacaciones ¡también puedes sentir el “veraneo”!

Encontré la siguiente definición en la RAE

veraneo

  1. m. Vacaciones de verano que tienen lugar en un sitio diferente al de residencia.

veraneo

  • ocio, vacaciones, descanso, holganza

veranear

  • descansar, recrearse, holgar

 

En realidad no se necesita mucho para descansar y recrearse, tomar un buen rato de ocio y holganza. Verás, yo pienso que es más cuestión de creatividad y apertura que de presupuesto o de tours por el mundo: ¡que nadie los desprecia! pero si no se dan las condiciones para salir a otro lugar, no tiene porqué privarnos de un descanso divertido.  Tal vez te suene esa frase que hizo historia hace muchos años: «Acapulco en la azotea»… ¡Si! aunque nos provoque risas. Te paso algunos tips que pueden servirte para relajar el cuerpo, la mente y el espírtu y puedas sentir el veraneo tengas o no vacaciones ¡¡y hagas tu «Acapulco en la azotea» de tu casa!!

1.   Proponte cambiar de actividad: puede ser por unas horas, un dia o un fin de semana.  Deja de hacer lo de siempre y ábrete a nuevas oportunidades.

2.  ¡Cambia de rutina! incluso tomar otro camino para ir a tu casa, ir a un supermercado distinto al de siempre, poner algo de música, tardarte más en el arreglo personal, prueba algo distinto…

3.  Aprende a disfrutar el estar contigo misma: a veces es mas fácil seguir haciendo cosas y fatigarnos que estar a solas un rato con nosotras. Si necesitas un espacio  o un rato de silencio ¡no tengas miedo!, el espíritu reposa en la tranquilidad.

4.  Haz una lista de lo que te gustaría hacer y si puedes calendarízala de manera visible.

5. . Recuerda que en lo sencillo también se puede disfrutar: es el momento de cocinar esa receta que espera algún dia especial, de caminar por esas calles que alguna vez se te antojaron, de leer de corrido un buen libro, de sentarte a contemplar un paisaje, de pasear sin prisa por un centro comercial, de disfrutar los rincones de tu casa, de invitar a tu familia o amigos a pasar un buen rato, tomar una clase de baile o de ejercicio, culturizarte un poco, ordenar ese clóset  o esas fotografías, ver toda una serie o una trilogia de peliculas,tomar fotografías,  pasear… en fin, podríamos poner un millón de cosas que hacer.

Si nos proponemos disfrutar con lo pequeño y con lo grande, con lo sencillo y con lo elaborado te aseguro que encontraremos mil detalles que nos harán romper la rutina y descansar.

 

Acerca del autor

Martha Medina
Martha Medina

¿Qué te puedo decir sobre mi? soy una mujer felizmente enamorada, me encanta la música, leer, correr, la moda, la decoración y la cocina. Totalmente emocionada con este blog, entusiasta amateur de las redes sociales y la opinión pública. Amante de la libertad vivida con la fuerza de la fe. Lucho por sonreír, darme a mi familia, aprender a ser amiga y ser un poquitito mejor cada dia.

Deja un comentario

Copyright © 2013 Belleza y Elegancia. Todos los derechos reservados. Powered by VCHICA